Situación

Una visión del territorio de Albares

La villa de Albares abarca unos 30 km2 en la zona baja de la comarca de la Alcarria. Se asienta sobre una ladera inclinada que escolta al valle de su mismo nombre, por el que baja un arroyo que desemboca en el río Tajo.
El territorio presenta una sinuosa forma provocada por las subidas y bajadas de sus mesetas, montes, valles y cerros, que representan el ondulado paisaje de la Alcarria Baja.
Al Este se puede apreciar la magnífica sierra de Altomira, que sirve como límitefísico con la provincia de Cuenca.
Albares dispone de un amplio abanico de servicios y actividades culturales, que junto con su patrimonio y la cercanía del pueblo con las principales ciudades de la zona (Madrid, Alcalá de Henares, Guadalajara…) lo convierten en un punto estratégico muy atractivo para los propios residentes, los que poseen su segunda vivienda y los visitantes.
Albares tiene una historia que quiere ser escuchada, unos monumentos que quieren ser visitados y unas festividades que quieren ser disfrutadas.

Albares es “un pueblo para vivir y para vivirlo”